¿Por qué registrarte?

Cosín & Coixet, diferentes pero iguales

Cardiólogo y directora de cine demuestran que salud y cultura están más cerca de lo que parece. Mucho más.

#ORIGINALESdeREDFLIX
Comparte
Guárdalo
Guárdalo

Comparte.

Whatsapp Facebook Twitter Linkedin Share

Juan Cosín, cardiólogo, e Isabel Coixet, directora de cine, protagonizan el cuarto capítulo de la serie HíbriDOS. ¿Hay conexiones entre el cine y la medicina? ¿Cuánto sabemos de las enfermedades? ¿Cómo conectan con los espectadores y los pacientes? Todas las respuestas las podrás descubrir en el cuarto capítulo de nuestra serie HíbriDOS.

TRANSCRIPCIÓN:

1:35 Coixet: ¿Por qué luchas cada día?

1:36 Cosín: Yo creo que por hacer las cosas bien. Por estar a gusto conmigo mismo, para entender bien a mis pacientes, por formarme cada vez como médico, por intentar hacer las cosas cada vez mejor e irme a la cama tranquilo cada noche. Es lo que al final aspiramos.

1:56 Coixet: Pero claro, la tranquilidad. ¿No crees que la tranquilidad al final es mala? El confort es malo. Uno tiene que sentirse un poco inquieto para avanzar y para luchar.

2:06 Cosín: En eso estoy completamente de acuerdo. Lo que quería decirte es irte a la cama tranquilo en el sentido de que has hecho las cosas bien, de que has hecho lo que querías hacer, de que no te habrán faltado 42 cosas por hacer y que todo lo que has hecho o la mayor parte de lo que has hecho, porque nunca se puede hacer todo bien. Siempre te equivocas. Hay una frase que me gusta mucho “lo mejor es enemigo de lo bueno”. Porque no podemos buscar la perfección continua, no existe.

2:37 Coixet: Cuando entras en el mundo de la enfermedad entiendes muchas cosas. Y entiendes también a los médicos.

2;44 Cosín: Sí, vivimos muchas veces en la incertidumbre. Entonces, comentamos que los médicos solo estudiamos o que solo leemos. O que solo leemos de medicina.

2:54 Coixet: Que estáis muy centrados ahí. Yo creo que hay muchas cosas fuera del mundo de la medicina que pueden alimentar a la medicina y hacerte pensar cosas.

3:03 Cosín: Sí, desde luego. Pero seguimos siempre un poco el mismo rumbo, como tú decías antes, el mismo patrón. Nos centramos mucho en la medicina, la ciencia, en novedades, en estar siempre conociendo lo último que se ha publicado, la última evidencia.

3:19 Coixet: Por ejemplo, en mi trabajo lo que pasa es que cualquier cosa; es verdad que yo también soy una persona de una curiosidad y una avidez de conocimiento un poco enferma. Pero a mí a veces, leyendo un artículo científico en el New York Times, no te crear tampoco que leo muchos artículos científicos o ensayos, sí que de repente, una concatenación de términos me lleva a una idea para una historia que estoy escribiendo. O un testimonio de algo, una conversación.

3:52 Cosín: Te inspira. La verdad es que en medicina no va tanto la cosa de inspiración propia. Te tienes que basar en algo que es fehaciente, que se puede medir, tocar. No puedes ir por inspiraciones propias. Te puede servir para sacar ideas para nuevas investigaciones, para esto sí.

4:11 Coixet: De repente algo que has leído de una disciplina que no es la tuya te pueda llevar a algo tuyo. Yo lo dejo ahí.

4:18 Cosín: Sí, es cierto. Muchas veces, leyendo sacas ideas para hacer nuevos proyectos, nuevas ideas.

4:27 Coixet: En mis películas muchas veces un médico tiene que dar malas noticias. Y tú cuando das noticias de este tipo, ¿qué cosas ves más? El paciente individual viene con familia,…

4:43 Cosín: Esto es muy variable. Habitualmente siempre es el paciente con su familia, su familia más cercana. Siempre hay que buscar un poco, intentar prever qué es lo que quiere el paciente. Hay pacientes que quieren la información para ellos, hay pacientes que no quieren saber nada… Cada paciente es distinto, pero tampoco podemos ocultar información a la persona que realmente le está sucediendo lo que le está sucediendo. Es complicado.

5:11 Coixet: Tiene que ser complicadísimo. Quizás porque me parece una situación muy difícil, en varias películas lo he puesto.

5:20 Cosín: Hombre, en el mundo de la medicina la privacidad es muy importante. Cada vez está más regulada, pero nosotros como médicos tenemos que asegurar la privacidad de nuestros pacientes. Esos pacientes confían en nosotros, nosotros tenemos que guardarle absolutamente la privacidad. La enfermedad es suya, no podemos divulgarlo. Imagino que a vosotros os pasará lo mismo, cuando os confían su enfermedad, os dice lo que le ha pasado, su vivencia,… yo creo que tendréis que guardar el secreto.

5:53 Coixet: Lo que pasa es que vosotros en ese sentido si que tenéis una responsabilidad mayor que nosotros. Para mí el caso más grave, más fuerte, en el que me he encontrado fue cuando hice un documental después de la guerra de los Balcanes, en Sarajevo. Con mayoritáriamente mujeres que habían sido torturadas, violadas repetidamente. Y después escribí un personaje que estaba basado no en una de ellas, sino en todas ellas. Y volver a Sarajevo y enseñarles la película para mí fue un trago porque pensaba uy uy uy. Pero también de alguna manera el cine tiene esta cosa de dignificar.

6:40 Cosín: Sí, lo eternizas, lo que está grabado queda ahí para siempre.

6:47 Coixet: Imagino que tú cuando tenías siete años pensabas que querías ser médico.

6:54 Cosín: ¿Cuando tenía 7 años? Bueno, de pequeñito ya me empezaba a gustar la medicina. A parte, familia de médicos, ambiente de médicos, cerca del mundo de la medicina, con lo cual al final acabé médico. Pero bueno, imagino que en tu casa no tendrías…

7:11 Coixet: No no, yo nada.

7:12 Cosín: ¿Y cómo fuiste al mundo del cine?

7:15 Coixet: De pequeña a mí el cine me parecía como algo mágico. Yo cogía un libro y entendía que alguien escribía y que en las páginas esas había una historia. Pero la estructura del cine como una estructura novelesca que se hacía imágenes me parece una construcción mental y de imágenes fascinante. Yo decía, yo quiero ser el que hace esto, director de cine. Que no sabía muy bien lo que hacían, pero a mí me parecía el que estaba detrás.

7:45 Cosín: El pasar el papel a la realidad, a la pantalla.

7:49 Coixet: A una realidad que es magia, humo, producción, luz,…

7:53 Cosín: Pero ahí se queda. La película se queda ahí para siempre.

7: 58 Coixet: Siempre recuerdo las palabras de Dilanzomas, que decía “con fragancia de celuloide la mentira es amor”. Son dos versos que para mí definen lo que es el cine.  

COMPARTE LA NOTICIA: Guárdala
Acceso a todos los contenidos. Formaciones acreditadas. Consulta y descarga de publicaciones médicas
¿Por qué registrarte?

Accede

Entra en tu cuenta personal de La RED para ver tus documentos guardados y poder leer todos los contenidos.


Close

Regístrate ahora

para que siempre recordemos tus preferencias y accede además a todos los contenidos, incluidos artículos científicos y formaciones científicas.

¿Por qué registrarte?
Close

Restaurar contraseña

Introduce el e-mail con el que te registraste y recibirás instrucciones para recuperar tu contraseña.

Close

Utilizamos “cookies” propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad, contenidos y servicios personalizados a través del análisis de tu navegación. Si continúas navegando aceptas su uso.